LA CAPACITACIÓN QUE SE NECESITA, HOY


Resultado de imagen para LA CAPACITACIÓN QUE SE NECESITA, HOY
Hasta hace poco tiempo las acciones de capacitación eran realizadas solo por los directivos. Mas de una vez eran seminarios caros, dictados por “expertos” extranjeros, generalmente autores de un nuevo libro No leían y pagaban para que el experto  les contara el libro de un modo entretenido y acompañado e pawer points.
También se compraban cursos “enlatados” standard para entrenar a los niveles intermedios en habilidades funcionales, tales como marketing o ventas.
Con esta clase de capacitación, la empresa invertía dinero y tiempo de los asistentes a los cursos - pero no obtenía los resultados buscados en el trabajo cotidiano. Las cosas se seguían haciendo igual que antes, el efecto de la repetición, del paradigma dominante era más fuerte.
Es aquí donde aparece la duda sobre el valor de la capacitación, ésta comienza a ser vista más como un gasto que como una inversión.
Hoy, la medición de resultados para evitar gastos inútiles se convierte casi en un imperativo.
Las tendencias están cambiando vertiginosamente. Los empresarios ya no están dispuestos a pagar para únicamente a sus gerentes y directivos, sino que buscan que los resultados de lo aprendido se traduzcan de modo visible en mejoras en el desempeño de sus equipos de trabajo.
Los problemas que enfrentan hoy las empresas son:
  • exigencia de reducir costos y precios,
  • dificultad para mantener no solo el liderazgo de mercado sino incluso a los clientes habituales,
  • urgencia en aprovechar las oportunidades de negocios que genera el cambio tecnológico,deterioro en la lealtad y el compromiso del personal,
  • necesidad de enfrentar a los nuevos rivales profesionalmente

Las Organizaciones o empresas más exitosas no se basan en personas brillantes: se basan en equipos de trabajo capacitadores que sepa aplicar lo aprendido.
Las Organización que hoy crecen, las organizaciones inteligentes, no buscan aumentar la cultura general de sus gerentes, sino que buscan lograr que sus gerentes mejoren la forma de hacer su trabajo cotidiano y en lo posible dentro de la empresa.
Se fijan prioridades estrictas de capacitación de la gente que afecta los procesos principales del negocio. y se busca que su entrenamiento se difunda a lo largo de toda la línea para lo cual se forman formadores.
En los países avanzados, los presupuestos de capacitación aumentan un 3 a 5 % por año. No es nuestro caso evidentemente.
También disminuye el tiempo en el aula tradicional para dar pasa a la capacitación on line.
Los formadores eficaces se han transformado en facilitadores del aprendizaje, con competencias específicas y ya no enseñan: ayudan a los participantes a aprender a mejorar su desempeño en el trabajo y sobre todo a aprender a aprender.

Prof. Susana Huberman susanahubeman@caep.com.ar

Comentarios