CAPACITACIÓN ÚTIL PARA LAS ORGANIZACIONES. ¿CUÁNDO?

Para el logro de los resultados esperados en capacitación y se trate realmente de una inversión se requiere:
Determinar necesidades latentes o manifiestas de grupos determinados de la Organización.
Seleccionar el capacitador que pueda desarrollarlo efectivamente, con las competencias requeridas para obtener logros.
Comunicar al capacitador sobre los objetivos de la Organización a fin de que la capacitación quede alineada a los mismos.
Organizar el evento en sí. 

Efectuar promoción interna de lo que se realizará, sus consecuencias esperadas y, si es posible, los objetivos y razones que llevaron a tomar la decisión (desvíos detectados, búsqueda de mejora en los distintos procesos, etc.). 
Realizar una evaluación posterior en distintos momentos (inmediata, un mes después, seis meses más tarde) con el objeto de medir el efecto real y llevar un control interno que puede, en algunos casos, incluir mediciones más concretas en términos de productividad. 
No considerarlo como un hecho aislado, debe haber una apertura al cambio y cierta flexibilidad que permita implementar las mejoras propuestas teóricamente en el ámbito de la capacitación. 
Debe ser sostenida en el tiempo para generar el mantenimiento de las competencias adquiridas. A veces la capacitación genera resistencia a los cambios porque no se tiene claridad del alcance de la misma. 
Los especializados en capacitación con su formación teórica y práctica deberán desatar más de una vez ciertos nudos o cuellos de botella y permitirán el encuentro de soluciones que les permitirá avanzar a la organización en su conjunto como a las personas que fueron capacitadas.

Comentarios