PLANEAMIENTO DE LA CAPACITACIÓN

La planificación no es una novedad para ninguno de nosotros, todos adoptamos, en mayor o en menor medida, algunas previsiones para organizar nuestro que haremos durante el día, en nuestras próximas vacaciones o en una reunión familiar. Desde que nos levantamos en la mañana o desde la víspera o aún con anterioridad, estamos organizando mentalmente nuestras actividades, y las pensamos en relación a un futuro, a un contexto general y nuestra planificación se basa en la idea de que podemos pensar en algunos elementos que pueden relacionarse para concretar una situación. 

De algún modo todo lo que creamos en nuestra existencia empieza con una imagen en la mente y su formulación nos permite examinar nuestras acciones, orientarnos e interrogarnos acerca de las modificaciones que podemos hacer para volver a anticipar una nueva situación. 
¿Por qué planificamos, entonces? 
El pensamiento humano tiene en general la necesidad de resolver problemas: procurar el sustento, protegerse de las inclemencias del tiempo, preservar la salud, crear instrumentos que faciliten el trabajo etc y los planes apuntan básicamente a servir como guías en la búsqueda de una solución a un problema, planificamos para superar obstáculos, para anticipar posibles recorridos. 
La planificación es un proceso a través del cual tomamos decisiones respecto a que haremos, para que, cómo, cuándo, dónde, es una práctica en la que se delibera sobre diversas opciones, considerando las circunstancias específicas en las que se llevará a cabo una acción. 
En el ámbito de la formación, es justamente el capacitador quién reflexiona acerca de estos temas y las decisiones que toma son muy importantes para alcanzar los Objetivos que se propone para un determinado programa.

Tomado de Introducción de la Asignatura 8 de la Especialización en Capacitación de RR HH de CAEP

Comentarios