UN ITINERARIO POSIBLE

Capacitar es como iniciar un viaje, tiene un punto de partida, un itinerario a seguir, sueños, expectativas y también contingencias y cambios sobre la marcha.
A pesar de que estos últimos son muy frecuentes, la hoja de ruta nos permite iniciar “el viaje” con un determinado rumbo que le da significado a nuestra tarea.

Propongo uno posible, que seguramente en cada camino abordará variadas contingencias:
• INDAGACIÓN DE VALORES, MISIÓN, VISIÓN, OBJETIVOS DE LA EMPRESA
• Formulación de los objetivos de la capacitación alineados a los mismos
• Delimitación de indicadores de medición
• Estrategias de comunicación de la evaluación en cada fase
• Plan estratégico de la empresa en relación a la capacitación
• Delimitación de tiempos
• Objetivos corporativos
• Presupuesto
• Objetivos de las áreas
• Perfiles de puestos según objetivos
• Diagnóstico ideal-diagnóstico real
• “Gap”, brecha entre diagnósticos
• Necesidades de formación: preventivas y remediales
• Plan Estratégico de la capacitación 
• Objetivos
• Diagnósticos del grupo destinatario
• Diseño del plan de formación con evaluación asistida
• Diseño de acciones formativas específicas
• Evaluación inicial
• Evaluación de proceso
• Evaluación de resultado de cada acción formativa
• Evaluación diferida
• Evaluación de satisfacción de cada acción formativa
• Evaluación costo/ beneficio
• Evaluación de aplicación al puesto de trabajo
• Evaluación de resultados
• Rediseño de acciones formativas específicas

Comentarios