“LOS CONFLICTOS DE LA MEDICIÓN"

EVALUACIÓN Y SEGUIMIENTO DE PROCESOS DE CAPACITACIÓN 

Sabemos que la evaluación se encuentra en el centro del debate didáctico contemporáneo. Son muchos los interrogantes que encierra; entre los capacitadores es una de las prácticas más cotidianas, actualmente la mayoría de las acciones de formación finalizan con la respuesta de un cuestionario en el cual se evalúan los objetivos, el material y al mismo capacitador, pero ¿es esto suficiente? ¿Es necesario? Sobre estos temas y aún habiendo recorrido ya un largo camino hay algunos acuerdos que no se logran, es el tema que más conflictos genera en la sala de capacitación y en las organizaciones. 
La incoherencia entre el discurso y el hacer en el campo de la evaluación es tan evidente, que obliga a pensarla desde nuevos paradigmas teóricos. 
¿Por qué evaluar? 
Creemos que es necesario no sólo por la necesidad que tienen algunos agentes de obtener una calificación que aumente sus posibilidades profesionales dentro de las organizaciones, sino para mejorar competencias y ayudar a otros a lograr mayor autonomía en el trabajo. 
Esta tarea no es fácil porque está determinada por profundas connotaciones filosóficas, pedagógicas, sociales, psicológicas, éticas y técnicas. 
Se necesita plantear y dar respuesta a interrogantes tales como: 
¿Qué es evaluar? ¿Qué funciones tiene la evaluación? 
¿Qué se debe evaluar? 
¿Qué información se debe obtener de cada objeto de evaluación? 
¿Quiénes son los destinatarios de la evaluación? 
¿Con qué métodos o procedimientos se evaluará? 
¿Qué criterios se usarán? 
¿Cuándo se va a evaluar? 
¿Qué evaluación se hará de la misma evaluación (metaevaluación)?. 
En la vida cotidiana, las prácticas evaluativas son comunes, permanentemente tomamos decisiones sobre la base de juicios que emitimos, en diversos campos de la vida social se efectúan calificaciones, rankings, ratings y un sin número de mecanismos para definir, calificar y decidir acerca de personas, organizaciones, productos, inversiones. Cada vez mas, nuestra vida esta cruzada por procesos evaluativos, por eso sentimos continuamente que estamos “rindiendo examen”. 
En las Organizaciones , cada vez se hace más necesario contar con indicadores sencillos y confiables para medir la incidencia de la capacitación en las áreas laborales 

Tomado de Introducción de la Asignatura 12 de la Especialización en Capacitación de RR HH de CAEP

Comentarios

  1. Susana es muy interesante el artículo que escribís para consideración respecto a la evaluación y la necesidad de indicadores para medir los alcances o metas y obejtivos si son cumplidos en la organización donde uno capacita, artículo sencillo y de buena calidad y muy interesante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario